doble Buddha, Old Bagan

ESPACIO

Todo cuanto existe se da en el espacio. En él todo se hace y todo se disuelve. Es intangible pero preciso para la existencia manifiesta, es el principio y el final de todo.

En nosotros este quinto elemento representa la conciencia despierta, es decir a darnos cuenta de la realidad de lo que somos y de lo que todo es.

Cuando este elemento está en EQUILIBRIO tenemos tiempo para todo, tolerancia para todo, lugar para todo. Vaya que todo tiene cabida en nosotros y somos capaces de aceptar,entender y procesar todo lo que nos pasa.

Cuando hay un EXCESO de espacio nos encontramos “flotando” sin conexión con los demás elementos. Estamos perdidos en la realidad que no entendemos. Estamos desarraigados de lo que es la vida, hasta llegar por ello a depresiones. No sabemos qué o quienes somos.

Por otra parte la FALTA  de espacio hace que la persona se vea dominada por las circunstancias y cualquier pequeño problema parezca una montaña. Además tener poco espacio hace que otro elemento se manifieste en exceso y ello determina nuestras reacciones.

Trabajar el elemento espacio supone conocer la naturaleza de la mente. Y ello nos hace libres pues no dependemos de las circunstancias externas que pasan en nuestra vida. No buscamos afuera la causa de nuestros males o problemas. No nos identificamos con nuestros errores o situaciones personales, nos aceptamos a nosotros mismos y ponemos nuestro juicio propio por encima de opiniones ajenas. No juzgamos ni catalogamos las cosas y tendemos a salirnos del mundo dual de bueno/malo. Practicar estos puntos supone equilibrar el elemento espacio.

Este elemento engloba a todos (por algo es el espacio) y si todos los otros elementos están equilibrados también lo está el espacio.

Con el masaje Thai regresas a tu centro y conectas con tu “essence love”– como le llama uno de mis maestros Tsoknyi Rinpoche a nuestra naturaleza búdica.  El equilibrio vuelve.  Haz tu cita y prueba!  O vente a meditar con nosotros.  Inscríbete a info@spamovil.com

Anuncios