water1.jpg

EL AGUA se identifica con la fluidez, el saber estar bien en todas partes, como hacen todos los líquidos. Si este elemento está equilibrado nos sentimos a gusto con nuestra vida, con nuestro entorno, con nosotros mismos. En definitiva nos sentimos felices.

Una persona con EXCESO de agua puede ser demasiado emotiva y ser comodina, pero el exceso de comodidad supone eludir responsabilidades y no crecer ni querer cambiar cosas caducas, es decir supone dejar de luchar por cosas que, aunque difíciles, valen la pena. Pero la característica negativa mayor de un exceso de agua es vivir una MAREA DE EMOCIONES.

Por el contrario tener POCA agua supone sentirse mal con uno mismo, con los demás, con el trabajo, con la vida. Si además se une a una situación de poca tierra ello origina falta de estabilidad y agitación excesiva.

¿Cómo desarrollar los aspectos positivos del agua? Sin duda lo mejor son las prácticas afectivas. Querer a alguien, a una persona, a un entorno, a un animal, a plantas o minerales sin duda repercuten positivamente. Los tibetanos incluyen aquí el desarrollo de la compasión y la búsqueda de la sabiduría como modelo de comportamiento.

El agua en el cuerpo humano se manifiesta en todos los líquidos de nuestro organismo: agua, sangre, orina, sudor, mucosas…   Con el masaje thai te ayudamos a equilibrar el agua en tu cuerpo pues te ayuda por ejemplo a eliminar las toxinas más rápidamente, a reforzar el sistema inmunológico mediante el drenaje de las linfas, a mejorar la circulación de la sangre, a reforzar el sistema cardiovascular para que el corazón haga menos esfuerzo en hacer llegar la sangre a los pies y regresarla de manera más fácil; a drenar los senos paranasales de mucosas y abrir los canales energéticos correspondientes.  Haz una cita y prueba.  Puedes enviarnos un mail a info@spamovil.com

Anuncios